She's Mercedes Blog

Siete beneficios para el organismo

Es muy importante incluir frutas y verduras en la alimentación diaria para mantener una dieta equilibrada. Los nutricionistas recomiendan consumirlas, en cantidad suficiente y equilibrada, ya que ayudan a prevenir enfermedades y aportan vitaminas y nutrientes a nuestro cuerpo, entre otros beneficios.

Para obtener el mayor provecho de las frutas y vegetales, se deben consumir crudas y con cáscaras porque ahí está la fibra y vitaminas. De ser necesario hervir las verduras, debe ser con poca agua, fuego alto y poco tiempo. Otra manera para evitar que las frutas pierdan muchas sustancias nutritivas, es cortarlas en grandes o medianas porciones.

Te contamos siete beneficios que obtendrás por incluir frutas y verduras en tu régimen alimenticio.

  1. Ayuda a mantenernos jóvenes: Su consumo habitual, nos permite obtener los antioxidantes y nutrientes necesarios para combatir el envejecimiento. Para ello es recomendable comer ensaladas de alimentos crudos, así como beber jugos o batidos verdes.
  2. Ayudan a perder peso: Son una gran alternativa para comer a media mañana o tarde y controlar nuestro apetito, en lugar de comer postres altos en azúcar. Son bajos en caloría y gracias a la fibra, nos ayuda a reducir el abdomen. Además, equilibran el sistema nervioso para controlar la ansiedad.
  3. Incrementa nuestras defensas: Las vitaminas y minerales que poseen estos alimentos, fortalece nuestro sistema inmunitario. La Vitamina C, el Selenio o el Zinc son los principales nutrientes que incrementan las defensas y están presenten en las cremas, jugos o batidos.
  4. Nos brindan vitalidad: Los nutrientes que tienen las frutas y vegetales ayudan a incrementar los niveles de energía de las personas, lo que las convierten en una óptima alternativa para la alimentación diaria. Se pueden consumir crudas, en jugo o ensaladas.
  5. Regulan la digestión: Los minerales, enzimas y la fibra que poseen, ayudan a regular la función intestinal y reduce la posibilidad de estreñimiento. Es recomendable acompañar este régimen alimenticio diario consumiendo mucha agua.
  6. Bueno para los niños: Son claves en esta etapa porque ayudan al desarrollo y correcto funcionamiento del organismo, su crecimiento y a prevenir enfermedades cardiovasculares, cáncer infantil, colesterol alto, diabetes, entre otras enfermedades.
  7. Alcalinizan el organismo: La comida alta en azúcar, harina, aceite o proteína animal ocasiona un exceso de acidificación, que es perjudicial para el organismo. La ingesta de alimentos naturales y una dieta balanceada ayuda a alcalinizar nuestra sangre y contrarrestar ese efecto.
Top